Seguro que has oído muchas veces, el desconocimiento de la norma, no exime de su cumplimiento. Esto es debido a que algunas veces no somos conscientes de las obligaciones que tenemos y, por lo tanto, cometemos algún tipo de falta que acarrea una sanción. Lo que seguramente no oigas tanto, tal vez porque a otros no les interese, es que de la misma forma que tienes obligaciones, tienes también derechos. A diferencia de una obligación, probablemente nadie te va a dar nada que te merezcas sin que lo tengas que reclamar, como habitualmente sucede en el mundo laboral.

Precisamente por esto y ante este desconocimiento, lo mejor es contar con un buen abogado especializado en derecho laboral para que defienda por nosotros nuestros en intereses. Si buscas abogados Alcalá de Henares, encontrarás a un grupo de profesionales especializado en tramitar toda clase de problemas. Desde despidos o castigos, hasta indemnizaciones o bajas. Estadísticamente está demostrado que aquellas personas que cuentan con un abogado en representación para que defienda sus intereses, suele obtener resultados más favorables en cuanto a las resoluciones se refiere.

La figura del abogado informador

Cuando pensamos en uno de estos abogados, muchas veces se nos vienen a la cabeza pensamientos de juicios o litigios. Sin embargo, un buen abogado está para mucho más que eso, ya que además de ayudarnos a salir de los problemas ante los cuales nos encontramos, también nos ayudarán a evitar que caigamos en estos.

Un abogado puede ser un buen informante, de cara a que nos facilita toda la información necesaria para poner en nuestro conocimiento todos nuestros derechos con la empresa. Una vez que tenemos constancia de los mismos, ya seremos los otros los que valoraremos o no tomar las medidas necesarias. De esta forma y gracias a esta información, podremos actuar con un mayor conocimiento de causa y por lo tanto evitar caer en las clásicas trampas que preparan las empresas para tratar de ahorrarse algo de dinero con los problemas que puedan tener con sus trabajadores.

En materia de derecho, la ley es clara. El problema que surge con las empresas es que estas si que cuentan habitualmente con un asesoramiento jurídico. Sin embargo, cuando tienes a un abogado especializado en derecho laboral de tu lado, la balanza se iguala y puedes luchar mejor por aquello que te corresponda.

Así mismo, un abogado te ayudará a llevar mucho mejor toda la burocracia derivada de estos casos, con el fin de que nada se pase por alto o no te quedes sin cobrar todo lo que te mereces. Algunas veces no somos conscientes de nuestros derechos y por desgracia, terminamos obviándolas. Muchas empresas se valen de este desconocimiento que favorece descaradamente sus intereses, por lo que la mejor solución es protegernos con un buen abogado.

En definitiva, contratar un buen abogado llegado el momento indicado, nos permitirá estar mucho más seguros en nuestro puesto de trabajo y además, nos ayudará a la hora de tramitar cualquier tipo de problema laboral que pudiera suceder entre nosotros y la empresa.