Reclamar los gastos de un accidente de tráfico

reclamar los gastos de un accidente de tráfico en tenerife

Reclamar los gastos de un accidente de tráfico, ¿cuáles y cómo?

Hemos explicado hasta aquí cómo reclamar los días de baja y secuelas derivados de un accidente de tráfico, pero dentro de la indemnización tenemos derecho a recuperar también algunos gastos que hayamos tenido. Para ello es necesario tener en cuenta los siguientes consejos:

Para reclamar los gastos de un accidente de tráfico hemos de tener en cuenta dos cosas: qué gastos son reembolsables y de qué forma hemos de acreditar los mismos. Con relación a la primera cuestión, los gastos cuyo reembolso podemos solicitar han de aunar la primera característica de las tres que a continuación se exponen y una de las dos siguientes:

  1. Han de implicar un desembolso directo o indirecto del propio accidentado, o de sus representantes legales. Esto puede sonar algo farragoso, pero lo veremos de forma clara en un ejemplo: se pueden reclamar los gastos de un accidente de tráfico consistente en una silla de ruedas si la misma va destinada al accidentado. En este sentido no tendremos problemas si la factura va a nombre del lesionado o -de ser éste menor de edad o incapacitado- de sus padres o tutores legales. En cambio tendremos problemas si la factura va a nombre de una tercera persona, pues nos será complicado acreditar que dicha silla de ruedas realmente haya prestado un servicio al lesionado.
  2. Ha de hacer referencia a un daño directamente producido por el accidente: esto es, a la hora de reclamar los gastos de un accidente de tráfico la pregunta sería ¿aparte de las lesiones y de mi vehículo, he sufrido algún daño más?. Aquí caben el casco (en accidente de moto), el móvil que se rompió en la colisión, la ropa que llevávamos, el reloj, algún objeto que lleváramos encima o en nuestro vehículo, etc. Hemos de tener, eso sí, una serie de precauciones y cuestiones a tener en cuenta en relación con este tipo de daños. Para empezar, si el objeto que se ha roto no es algo que un conductor suela llevar encima, conviene hacer constar -bien en el parte amistoso, bien en el atestado- dicha eventualidad, ya que por ejemplo nos costará que nos paguen un ordenador portátil roto por mucho que presentemos la factura, ya que por la aseguradora se alegará que se nos pudo haber roto en casa o en otras circunstancias. Asimismo es importante saber que el seguro aplicará una depreciación sobre los objetos cuya factura presentemos, alegando que los mismos ya están usados y no tienen el mismo valor que si estuvieran nuevos. La factura para reclamar los gastos de un accidente de tráfico deberán ir a nombre del accidentado (o sus padres o tutores si es menor) y tener fecha anterior al siniestro. Asimismo es conveniente no tirar los objetos dañados, por si el perito del seguro quiere examinarlos.
  3. Que venga referida a algún gasto que no hubiéramos tenido de no sufrir el siniestro: Se pueden reclamar los gastos de un accidente de tráfico que tenga el accidentado a fin de recuperarse de sus lesiones. Los más habituales son los referidos a los transportes necesarios para ir al centro de rehabilitación, o los derivados de farmacia y prótesis. En lo tocante a los tickets de taxi es importante recalcar que los mismos han de contener el nombre del accidentado, el número de licencia del taxista y el trayecto, y que hemos de evitar coger al mismo taxista para todos los viajes, ya que esto nos puede convertir en sospechosos de estafa. De hecho, si se puede elegir, es preferible optar por un taxi que disponga de tickets electrónicos, que son más difíciles de “adquirir” de algún conocido del ramo. Las facturas de farmacia han de tener el nombre del lesionado y debe constar exactamente los productos que se han dispensado.

0
Médico forense o médico del seguro
Factores de corrección de la indemnización por acc...