la compañía de seguros me hace chantaje

La compañía de seguros me presiona para que no contrate un abogado privado

Esta mañana acudió a nuestro despacho de abogados en Tenerife una clienta que había sufrido un accidente de tráfico en la Orotava la semana pasada. Nos conocía porque hace unos meses tramitamos la indemnización por lesiones por un siniestro que había sufrido su novio, y dado que éste quedó contento con nuestros servicios acudió a nuestro bufete pese a las presiones de la compañía de seguros del coche en que viajaba.

Y digo presiones por no decir chantaje. Juzguen ustedes mismos si no: resulta que la chica iba de ocupante junto con su madre en el coche que conducía su padre cuando otro vehículo se saltó un stop y les colisionó, causándoles lesiones consistentes en esguince cervical y lumbar. Hasta aquí todo correcto, pero entonces reciben un sms de alguien que dice ser la abogada de la compañía de seguros de su conductor (omitiré el nombre de la aseguradora, aunque es de las más conocidas y no es la primera vez que usan esta táctica y la verdad que ganas no me faltan) en el cual les dicen a las ocupantes que por póliza el tratamiento médico y rehabilitador de los ocupantes no está cubierto, pero que si no contratan un abogado privado y se conforman con el abogado de la compañía de seguros les “harán el favor” de derivarlos a un centro médico para que les atiendan.

La compañía de seguros: de pólizas deficientes a chantajes en toda regla

No voy a entrar en el hecho de que una compañía de seguros venda una póliza en la cual la asistencia médica de los ocupantes no esté cubierta (allá cada cual), y que en consecuencia se le indique a los ocupantes de un coche que si quieren ser atendidos se vayan a la seguridad social o se sufraguen ellos el tratamiento. Lo que me parece inadmisible es que la compañía de seguros supedite algo tan importante como la salud de la familia de su asegurado al hecho de que para reclamar la indemnización por sus lesiones contraten un abogado privado o permitan que ésta sea gestionada por el abogado del seguro.

A mayor abundancia, y más allá de la innegable inmoralidad de este chantaje, cabe preguntarse a qué tanto interés de las compañías de seguros de que los lesionados en accidente de tráfico no se pongan en manos de un abogado privado. Si según ellas el resultado es el mismo les debería dar igual que interviniera un abogado afecto o uno independiente. Está claro que dentro del circuito que tienen instaurado desde unos años para acá a fin de que los lesionados no cobren ni la mitad de aquella indemnización a la que tienen derecho los abogados privados les molestamos, meramente porque nos empeñamos -raros que somos- en reclamar lo que marca la ley y no lo que les da la gana a ellos.

En cualquier caso, y como colofón por si a usted tratan de someterle al mismo chantaje: aunque los gastos médicos y de rehabilitación de sus ocupantes no estén cubiertos por la póliza de su compañía de seguros, cualquier abogado mínimamente competente puede imputarlos a la aseguradora responsable del accidente, así que no se deje presionar. Eso sí, si se encuentra en este caso no dude en cambiar de compañía de seguros.

Fuente/Aportación: FM Abogados Tenerife
Fecha: 05/03/2014