Indemnización por latigazo cervical (I)

Indemnización por latigazo cervical (I)

indemnización por latigazo cervical accidente tráfico tenerife

Indemnización por latigazo cervical ¿por qué están en el punto de mira?

Si ha sufrido lesiones en un accidente de tráfico en cuya intervención usted no tiene la culpa tiene derecho a cobrar una indemnización. Esta indemnización, como hemos explicado en otros artículos de FM Abogados Tenerife, toma como base los días que haya usted precisado para curarse de su dolencia y las posibles secuelas que le resten tras el alta médica o de rehabilitación. Existe a tales efectos y tal como hemos expuesto en otras ocaciones un baremo de tráfico que establece las cantidades que en concepto de indemnización se puede cobrar por día de baja y por los diferentes tipos de secuelas que una persona puede sufrir a consecuencia de un accidente de tráfico.

Una vez se obtiene una valoración médica de las lesiones sufridas en accidente de tráfico -preferiblemente a través de un informe del médico forense del juzgado de Tenerife más próximo a su domicilio- es tarea del abogado especialista en accidentes que haya usted contratado efectuar una reclamación económica en pos de la mejor indemnización posible, al amparo de dicho informe forense que acredita la existencia y alcance de dichas lesiones.

Pero, ¿qué pasa si es imposible acreditar que existan las lesiones que el accidentado dice tener?.

Ese es el problema que rodea la indemnización por latigazo cervical.

La indemnización por latigazo cervical vista por las compañías de seguros.

El latigazo o esguince cervical es la lesión más habitual tras un accidente de tráfico. En FM Abogados Tenerife calculamos que tres de cada cuatro lesionados por accidente sufren este tipo de patología. La misma se produce cuando a consecuencia de una colisión (tradicionalmente un impacto por detrás) el cuello es desplazado brúscamente respecto del resto del cuerpo en una trayectoria similar a la de un látigo al restallar. A consecuencia de ese gesto tan abrupto los músculos del cuello y los nervios que conexionan éste con las extremidades superiores e inferiores pueden llegar a verse atrapados, produciéndose una sintomatología que puede resultar diversa (contractura en el cuello, dolores de cabeza, vértigos, mareos, sensación de hormigueos en los dedos, pérdida de fuerza en las extremidades, limitación de movilidad, etc)

El esguince cervical, en función de su gravedad y sintomatología, suele dividirse en grados, siendo el grado 0 la ausencia de lesión y el grado I el más bajo. El problema cuando se trata de la indemnización por latigazo cervical es que el grado I es prácticamente indetectable. Quiere esto decir que no podrá ser objetivado a través de una radiografía o una resonancia magnética o una exploración manual. Quiere esto decir que el único que sabe si tiene o no esta lesión es el propio lesionado. Quiere esto decir que la indemnización por latigazo cervical acaba dependiendo de la manifestación de la persona que va a cobrar un dinero en caso de sufrirlo.

Queda claro, pues, por qué las compañías de seguros han puesto una diana alrededor de este tipo de dolencias cervicales. Según sus cálculos, entre un treinta y un cuarenta por ciento de este tipo de patologías es inexistente o cuanto menos convenientemente exagerada por quien la padece. Calculan, en base a dichos estudios, que cada año pagan docenas de millones de euros en pagar una indemnización por latigazo cervical inexistente tras otra.

Continuaremos en el próximo artículo….

Fuente/Aportación: FM Abogados Tenerife
Fecha: 10/03/2014

0
STS 6487/2013 de 26 de diciembre de 2013 (Recurso ...
00. Manual de criterios de las comisiones CIDE/ASC...
 

DIRECTORIO DE ABOGADOS

¿Es Abogado/a?

  • Mejore su reputación online y gane visibilidad
  • Consiga clientes potenciales para su negocio

Alta en el directorio

Lo último en el foro

Otros Temas »

X

Sólo VIP

Selección y copia de texto sólo permitida para usuarios VIP