Facturas que pueden reclamarse tras un accidente de trafico

En FM Abogados Tenerife hemos hablado en otros artículos de la indemnización por lesiones que le corresponde a raíz de un accidente de tráfico. Hoy nos vamos a ocupar de algo que en principio pudiera parecer un asunto menor a la hora de valorar la indemnización a que usted tiene derecho, pero sobre lo que hay no pocas dudas.

Cuando alguien sufre un accidente de tráfico con resultado de lesiones se producen en su esfera patrimonial una serie de perjuicios de diferente etiología: por ejemplo, el coche o la moto queda más o menos inservible (en algunos casos es declarado siniestro total), por otro ha de faltar al trabajo, con la consiguiente pérdida de complementos si es asalariado o directamente de ingresos brutos si es autónomo. Pero además muy probablemente va a tener usted que incurrir en una serie de gastos adicionales directamente derivados del siniestro y que puede usted reclamar a la compañía de seguros responsable del accidente de tráfico, tales como:

Para aquellos objetos que se le hayan podido dañar en el accidente de tráfico y que no es habitual encontrar en un coche (en las anteriores oficinas que teníamos en Tenerife se nos presentó una clienta con los restos de un reloj de cuco de casi 4.000 euros que llevaba en el maletero de su vehículo), deberían tomar la precaución de que los agentes de atestados que intervengan en el siniestro tomen nota de los objetos que han resultado dañados, ya que si no será muy complicado demostrar que ese objeto (móvil, ordenador, equipo de música…) se haya roto a consecuencia del accidente de circulación y no de un balonazo, por poner un caso.

Esto sería a grandes rasgos lo reclamable en un siniestro, pero en todo caso habrá que estar a cada situación en concreto, así que nuestro consejo en FM Abogados Tenerife es que guarden en una carpeta todos los gastos y desperfectos que hayan sufrido a consecuencia de su accidente de tráfico, y se la entreguen a su abogado para que éste les indique lo que pueden reclamar y lo que no (y a ser posible fiénse de su criterio).

Fuente/Aportación: FM Abogados Tenerife
Fecha: 05/07/2013