El baremo de tráfico para calcular la indemnización

el baremo de tráfico para calcular la indemnización

El baremo de tráfico, modo de empleo

Si ha resultado con lesiones en un accidente de tráfico y quiere calcular la indemnización que le debe pagar la compañía de seguros, necesita usted el baremo de tráfico. ¿Qué es y cómo se utiliza?

El baremo de tráfico es una disposición publicada por el Ministerio de Economía y Hacienda con la finalidad de que pueda servir para calcular la indemnización por lesiones de aquellas personas que sufran un accidente de tráfico. Antes de existir el baremo, la indemnización por lesiones dependía de cada juez, lo cual tenía una cosa buena -que el juez entraba a valorar cada caso concreto- y una mala -que con las mismas lesiones una persona cobraría indemnizaciones diferentes dependiendo del juez que le tocara-.

Cuando hablamos de baremo de tráfico estamos haciendo mención a dos documentos: el baremo de tráfico original, que es el que contempla -entre otras cosas- los puntos de valoración de cada secuela, y las actualizaciones del baremo, que se publican cada año y que actualizan el importe en euros de -entre otras cosas- cada punto de valoración.

Para calcular la indemnización, además, es conveniente tener delante el informe forense del lesionado, ya que aunque se puede aplicar el baremo de tráfico a un informe de alta médica, difícilmente la aseguradora se avendrá a alcanzar un acuerdo en base a un informe médico no oficial. Como ya hemos explicado, para obtener un informe forense es necesario haber interpuesto previamente denuncia en el juzgado de guardia de la localidad donde se produjo el accidente de tráfico.

El baremo de tráfico, tal como veremos en los próximos artículos, desglosa la indemnización que debemos cobrar de la aseguradora responsable en varios apartados:

  • Días de sanidad: Es el tiempo que transcurre desde el día en que sucedió el accidente de tráfico hasta aquel en que recibimos el alta médica. El baremo distingue -a efectos de indemnización- entre días de hospitalización, impeditivos y no impeditivos (lo veremos con amplitud en el próximo post)
  • Secuelas: Son todas aquellas molestias, cicatrices, limitaciones, etc que persisten en el accidentado una vez obtiene el alta médica. Las hay de todo tipo, desde un síndrome de latigazo cervicales (dolores en el cuello y de cabeza, hormigueos en las manos, mareos, etc) hasta amputación de algún miembro o incluso daños psicológicos.
  • Factores de corrección: Si se dan determinadas circunstancias (que la persona esté trabajando o cuanto menos esté en edad laboral) el baremo de tráfico prevé incrementar la indemnización en unos porcentajes determinados.
  • Invalidez: En ocasiones las secuelas son de tal envergadura que comportan algún grado de invalidez en el accidentado. Esa invalidez también devengará una indemnización tanto más importante cuanto mayor sea el grado de aquélla.
  • Gastos de adaptación y asistencia: Asimismo las lesiones importantes pueden suponer una serie de gastos excepcionales, como la necesidad de tener un coche o una casa adaptados a las nuevas limitaciones de la persona, o el hecho de que el lesionado precise de alguien que le preste asistencia continuada, bien a través de personal sanitario, bien a través de familiares.
  • Defunción: Obviamente, el baremo de tráfico también establece quién tiene derecho a cobrar la indemnización en caso de fallecimiento de un familiar y a cuánto ha de ascender ésta.

En próximos capítulos seguiremos explicando cómo se calcula la indemnización por lesiones.

0
Indemnización por días en accidente de tráfico
Abogado privado para accidente de tráfico, ¿es nec...
 
X

Sólo VIP

Selección y copia de texto sólo permitida para usuarios registrados