Accidentes de tráfico

" data-ad-slot="!-- inicial -->

accidentes de trafico en tenerife

Accidentes de tráfico: definición

Tendemos a pensar que son accidentes de tráfico todas aquellas colisiones o atropellos en que interviene un vehículo a motor (coche, moto, guagua, camión…), y que en consecuencia cabe una indemnización con cargo al seguro por todos los daños provocados por dicho vehículo. Pero esta afirmación no es siempre cierta. En FM Abogados Tenerife vamos a tratar de aclarar algunos conceptos al respecto:

Empecemos por desgranar el término “accidentes de tráfico“: un accidente es algo que acontece de manera súbita e independiente de la voluntad del que lo provoca. No es por lo tanto un accidente ni la rotura de la luna de un coche provocada por no reparar a tiempo una grieta que apareció meses antes ni tampoco lo es un intento de asesinato mediante el atropello consciente y voluntario de una persona. Asimismo, para que podamos hablar de accidentes de tráfico -según la ley del contrato de seguro- los daños se han de causar por el uso y circulación de vehículos a motor. Esto implicaría que por ejemplo si un coche aparcado en un barco se desplaza a consecuencia de la marea y ocasiona daños a otros vehículos no lo cubrirá el seguro del turismo, ya que el coche ni estaba en circulación ni se estaba usando (en todo caso respondería el seguro de responsabilidad civil del barco, si se acredita que no se inmovilizó bien el coche).

En cuanto a la culpa, hay tres tipos de accidentes de tráfico:

  1. Sin culpa: Son aquellos que se originan por circunstancias ajenas a la conducción o al control del conductor, aquéllas que no se hubiera podido evitar ni tan siquiera extremando las precauciones. Por ejemplo, un coche que se queda sin frenos, un conductor que padece un infarto y pierde el control del coche, etc.
  2. Con culpa leve o civil: Este tipo de culpa implicaría que se dieran dos premisas: que la infracción fuera leve (no hacer caso a una señal de tráfico de forma aislada, por ejemplo) y que los daños a un tercero no implicasen lesiones (en algunos juzgados de Tenerife, por nuestra experiencia como abogados de accidentes, incluso seguiríamos en este apartado salvo que las lesiones fueran especialmente graves)
  3. Con culpa grave o penal: Llegamos a este escalón si la culpa es grave, bien porque implica una conducción temeraria que provoca grave riesgo al resto de conductores, o bien porque se conduce en circunstancias nada propicias (bajo los efectos del alcohol o las drogas). También se puede llegar a la culpa penal si el accidente de tráfico ocasiona lesiones a terceras personas.

Los accidentes de tráfico y la reclamación de indemnización por los daños producidos por los mismos se convirtieron en los últimos veinte años en una de las especialidades por las que podemos optar los abogados, ya que en sí encierran una serie de particularidades que obligan a los bufetes y profesionales del derecho a actualizarse continuamente. Términos como baremo de tráfico, concurrencia de culpas, auto de cuantía máxima, latigazo cervical, convenio CIDE y otros tantos forman parte del día a día de despachos que como FM Abogados Tenerife tratamos de dar cada día el mejor servicio a nuestros clientes.

Fuente/Aportación: FM Abogados Tenerife
Fecha: 05/02/2014

" data-ad-slot="!-- inicial -->
0
Se amplían los supuestos de accidentes in itinere
00. Manual de criterios de las comisiones CIDE/ASC...