accidente en Tenerife con lesiones y culpa de un contrario

Si ha llegado hasta aquí es porque seguramente ya ha sufrido un accidente en Tenerife, por lo cual igual algunos de nuestros consejos lleguen tarde. No está de más, no obstante, intentar seguir la mayoría de ellos si pretende acabar cobrando la cantidad a la que realmente tiene derecho en concepto de indemnización.

En el fondo la reclamación por lesiones a la compañía de seguros entraña que demuestre dos cosas: que ha sufrido un accidente de tráfico culpa de un tercero y en qué consisten sus lesiones.

La primera parte (la existencia de un accidente y la culpabilidad de un tercero) sólo se puede conseguir de dos formas: con un parte de accidentes correctamente rellenado o con la intervención de una unidad de atestados. Si el parte amistoso, como decimos, está correctamente cumplimentado, no necesita nada más para demostrar la culpa contraria. Eso sí, es vital que -además de los datos de los conductores- se hayan puesto las cruces (zona central del parte) en el lugar adecuado y que aparezcan las firmas de ambos conductores.

Si tras sufrir un accidente en Tenerife el presunto culpable se niega a firmar el parte amistoso, no le quedará más remedio que llamar a la guardia civil o a la policía local para que elaboren el oportuno atestado. Sería interesante que en lo que tardan en llegar recabara usted datos de los testigos presenciales del accidente, a los efectos de que luego no haya dudas en relación con la dinámica del siniestro.

La segunda parte (el alcance lesivo) es lo que acabará determinando la cuantía de la indemnización que habrá de percibir por su accidente en Tenerife, y para ello es muy aconsejable que acuda usted -antes de que transcurran siete días desde el accidente- a un centro médico que le ofrezca todas las garantías. Piense que en Tenerife casi todos los centros de rehabilitación pueden trabajar con las aseguradoras. Lo que los diferencia es que unos disponen de la aparatología más avanzada y otros no, unos seguirán para su tratamiento y rehabilitación un criterio estrictamente médico y otros se lo suspenderán a la que reciban una llamada del tramitador del seguros, unos son más caros que otros y, en resumen, a la aseguradora y a usted le interesan centros de rehabilitación distintos, por lo que mi consejo es que vaya a cualquiera menos a los que le recomiende la compañía. Si reside en Tenerife, una buena elección es San Juan de Dios o cualquier Hospitén.

Pero de poco le sirve demostrar que ha sufrido un accidente en Tenerife culpa de un contrario y que ha resultado con lesiones a consecuencia del mismo si luego no permite que la reclamación de su indemnización la efectúe un profesional cualificado e independiente.  Existe por ahí una cierta epidemia de “juristas Ikea” que, tras echar un vistazo a cuatro tutoriales de internet se consideran capacitados para hacer frente a tramitadores y abogados con decenas de años de experiencia en pagar lo mínimo. Lo peor es que cuando estos autodidactas de la reclamación de indemnizaciones se dan cuenta que les están tomando el pelo, han conseguido torcer su tema de tal manera que no hay abogado en Tenerife capaz de enderezarlo.

Piense usted que el 10 por ciento de la indemnización que le cobrará un profesional (en FM Abogados Tenerife, al menos. En otros despachos y franquicias pregunte antes, no se vaya a llevar una sorpresa) quedará sobradamente amortizado con la cantidad final que usted acabará cobrando por su accidente en Tenerife.