Abogados privados para accidente de tráfico

Abogados privados para accidente de tráfico

abogados privados para accidente de tráfico en tenerife

Abogados privados vs “hágaselo usted mismo”

Soy consciente de que estamos en la era de internet y que hoy por hoy podemos encontrar en la red manuales y guías para hacer casi de todo. No es de sorprender por lo tanto que más de un lesionado en accidente de tráfico llegue a la conclusión de que si ha sido capaz de montar un mueble sin ayuda profesional puede obtener la mejor indemnización por sus lesiones sin recurrir a nadie. Sin más amparo que un par de artículos tipo ehow y una calculadora virtual de días de baja y secuelas deciden medir fuerzas contra tramitadores y abogados de compañía con decenas de años de experiencia acumulada.

Normalmente estos amantes del bricolaje jurídico acaban desembocando en una vía muerta donde o se les pasa un plazo y pierden todos sus derechos o donde su cabezonería les hace aceptar la miseria que le quiera ofrecer la aseguradora en la falsa creencia de que han conseguido hacer saltar la banca. Los más sensatos acaban siendo conscientes de su inercia suicida y antes de que pase algo irremediable se bajan del tren y contactan con un despacho de abogados privados con experiencia en accidentes de tráfico.

Abogados privados vs tramitador de siniestros

Seamos claros: la función básica de un tramitador de siniestros (y éste que escribe lo fue hace muchos años) es tratar de pagar lo mínimo -o directamente no pagar- por cada siniestro. Por lo tanto, el tiempo y energías que estas personas dedican a gestionar una reclamación por lesiones de uno de sus asegurados es muy escaso.

Un tramitador de siniestros, cuando se ve en la tesitura de reclamar por lesiones al tramitador de siniestros de otra compañía de seguros, lo que habitualmente hace es dejarle los datos de contacto de su asegurado al tramitador de la aseguradora culpable para que éste -que está programado para pagar el mínimo, como decíamos- le envíe a su médico valorador y en base a su informe le pase una propuesta de indemnización para que éste a su vez se la tralade al asegurado. Imagínense el resto.

Abogados privados vs abogados de compañía

Vaya una cosa por adelantado: los abogados de las compañías de seguros tienen un nivel altísimo. El problema es que las compañías les pagan poquísimo. En consecuencia, para que un asunto les salga económicamente rentable han de limitar sus funciones al mínimo. Dicho de otra manera, los abogados privados, como cobramos a porcentaje de la indemnización, podemos permitirnos el lujo de celebrar tantas reuniones con el cliente como haga falta, estar encima de las actuaciones, acompañarlo al forense, pedir segundas revisiones, regatear con la compañía contraria y si es preciso ir a juicio tantas veces como sea necesario. Esto es porque sabemos que haciéndolo así tanto nuestro cliente como nosotros cobraremos más. En cambio, los abogados de compañía cobran una cantidad ridícula que sólo les compensa si reducen su actuación a interponer la denuncia y acudir a juicio.

Por lo tanto, si ha sufrido un accidente de tráfico no dude en contratar para reclamar su indemnización los servicios de un despacho de abogados privados: se evitará sustos y pérdida de derechos y tendrá alguien a su lado que aunará interés, profesionalidad y experiencia.

0
Indemnización y denuncia
El consorcio de compensación de seguros
 

DIRECTORIO DE ABOGADOS

¿Es Abogado/a?

  • Mejore su reputación online y gane visibilidad
  • Consiga clientes potenciales para su negocio

Alta en el directorio

Lo último en el foro

Otros Temas »

Lo último en el Blog

X

Sólo VIP

Selección y copia de texto sólo permitida para usuarios VIP