Abogado privado para accidente de tráfico, ¿es necesario?

" data-ad-slot="!-- inicial -->
abogado privado para accidente de tráfico en tenerife

Abogado privado para accidente de tráfico ¿una buena idea?

Para reclamar una indemización por lesiones en accidente de circulación podemos optar por diferentes alternativas: confiar en nuestra compañía de seguros, bien directamente o a través de un abogado afecto, intentar hacer las gestiones sin ayuda, o bien acudir a un abogado privado para accidente de tráfico, ¿cuál es la mejor opción?

Pongámonos en situación: hemos tenido un accidente de tránsito causado por la negligencia de un tercero, a consecuencia del cual tenemos una serie de lesiones (pongamos que hemos sufrido un latigazo cervical y una dorsalgia). Sabemos que tenemos derecho a una indemnización con cargo a la aseguradora del contrario, y es posible que nos suenen términos sueltos como médico forense, baremo, días de sanidad o secuelas. A partir de ahí nos planteamos quién se debe encargar de realizar la pertinente reclamación. Posiblemente se nos ocurran tres candidatos: nuestra compañía de seguros, nosotros mismos, o bien podemos decantarnos por un abogado privado para accidente de tráfico. Veamos pros y contras de cada una de las opciones:

 

  1. La reclamación extrajudicial es la que utilizará su compañía de seguros si decide dejar en sus manos la reclamación de sus lesiones. Consiste en que -una vez obtenga el alta médica- se deje visitar por el médico de la aseguradora culpable. En base a dicho informe el tramitador del otro seguro contactará con uno de su compañía para trasladarle una oferta.
    1.  Reclamación a través de nuestra compañía de seguros: Posiblemente la primera opción que consideremos sea que nuestro propio seguro se encargue de todos los trámites, bien directamente, bien utilizando alguno de los abogados de compañía para tal fin.
      1. PROS: Es una forma sencilla de delegar la reclamación, y no tenemos que volvernos locos buscando abogados. Además, es gratis.
      2. CONTRAS: Las aseguradoras están para pagar lo mínimo por los siniestros o para cobrar primas, no para reclamar indemnizaciones. Por lo tanto, el tramitador encargado de su reclamación normalmente delegará en el tramitador de siniestros de la contraria para que nos valore y nos pague lo que considere, esto es, finalmente acabaremos en manos de la contraria. Y si usted finalmente no acepta la propuesta indemnizatoria -que es lo mas probable, por lo expuesto anteriormente- derivarán el asunto a un abogado de compañía que -pese a su innegable profesionalidad- ni podrá centrar todos sus esfuerzos en su asunto (porque les pagan una miseria) ni antepondrá sus intereses a los de la aseguradora.
    2. Reclamación directa: Podemos optar por prescindir de los gestores de nuestra aseguradora y de un abogado privado para accidente de tráfico y hacer nosotos las veces de acreedor de nuestra propia indemnización.
      1. PROS: Es gratis, entretenido y con suerte nunca descubriremos que esa indemnización que hemos conseguido es muy inferior a la que nos correspondía.
      2. CONTRAS: Más o menos los mismos que si se opera su propio menisco en base a un manual que se ha descargado de internet. Piense que por mucho que haya leído sobre el asunto, se enfrenta a empresas con muchos años de experiencia y un sinfín de medios a su alcance.
    3. Reclamación a través de abogado privado para accidente de tráfico: Estadísticamente es la opción por la que acaba decantándose el 80 por ciento de los lesionados.
      1. PROS: Quien se ocupa de reclamar la indemnización tiene la experiencia y conocimientos para obtener el mejor resultado. Además, como cobra un porcentaje de lo que yo cobro tiene tanto interés como yo en obtener la indemnización mayor posible. Encima, si soy el asegurado, mi compañía de seguros me devuelve el dinero que yo le pague, esto es, me acaba saliendo gratis.
      2. CONTRAS: Ninguno, salvo que elija un abogado privado para accidente de tráfico sin la suficiente experiencia o recurra a algún despacho que le pretenda cobrar más de un diez por ciento sobre la indemnización.
" data-ad-slot="!-- inicial -->
0
El baremo de tráfico para calcular la indemnizació...
De qué forma cobrar la indemnización