Seguro de defensa jurídica en accidente de tráfico (analizando la letra pequeña)

¿En qué consiste el seguro de defensa jurídica en accidente de tráfico? ¿Cómo saber si tengo derecho a que la aseguradora me pague el abogado?

seguro de defensa jurídica en accidente de tráfico en tenerife

Cada vez son más las personas que tras sufrir un accidente de circulación con lesiones tienen claras dos cosas:

  1. Que van a designar un despacho de abogados privados para la reclamación de la indemnización.
  2. Que los honorarios de estos abogados están cubiertos por la póliza de su aseguradora a través del seguro de defensa jurídica en accidente de tráfico.

No obstante, conviene dejar claro en qué consiste realmente esta cobertura, ya que desde las aseguradoras o no se da información, o ésta es absolutamente sesgada respecto a la realidad.

El seguro de defensa jurídica (también llamada cláusula de libre designa de abogado) es la cantidad que nuestra compañía de seguros nos abonará respecto del abogado que se encargue de gestionar nuestra reclamación. Puede cubrir los honorarios del abogado que nos proporcione la aseguradora, o bien los del letrado que escojamos nosotros. Esto es importante, porque desde los seguros se “vende” que existen unos abogados de compañía y que si no los queremos -porque somos así de especialitos- debemos acudir a esta cláusula de la póliza. En realidad, lo que dice la ley de contrato de seguros es que nuestro seguro se ha de limitar a pagarnos al abogado que elijamos (cosa distinta es que nuestra compañía llegue a acuerdos con determinados despachos para que les minuten muy por debajo de lo que marcan los libros de honorarios, y que por ende prefieran que acudamos a estos abogados baratos, que además tienen claro qué intereses primarán en caso de conflicto, que no a un abogado privado)

Dicho esto, ¿el seguro de defensa jurídica en accidente de tráfico cubre a todo el mundo?. No. Cubre siempre al conductor autorizado (siempre que tenga la edad y antigüedad de carnet contemplada en póliza) y al asegurado. La mayoría de pólizas cubren también a los ocupantes siempre que la culpa del accidente no la tenga el conductor del coche en que viajan. Algunas compañías sólo aseguran a los ocupantes que tienen un vínculo familiar con el asegurado. No están cubiertos el resto.

Existe en esta cobertura además un límite cuantitativo por siniestro (ojo, no por lesionado). El mismo oscila entre 600 euros los más bajos (Mapfre y su filial Verti) y los 3.000 euros. Si hay varios lesionados, ese límite se repartirá entre ellos.

El seguro de defensa jurídica es lo que se conoce como una cláusula de reembolso. Esto es, si bien algunas aseguradoras permiten que el abogado facture directamente a la compañía, la mayoría exigen que previamente el perjudicado haya pagado al abogado, a fin de reembolsarle el importe que le haya abonado. Es preferible esta opción, para evitar que su letrado por un lado le cobre a usted y por otro haga lo propio con su compañía.

Para tener derecho a cobrar el importe de esta cobertura es fundamental que bien usted o mejor su abogado envíen un escrito de designa a su seguro tan pronto como se hagan cargo de su reclamación de indemnización. De no hacerlo así, su aseguradora puede negarse a devolverle lo que haya pagado a su letrado.

Fuente: FM Abogados