Marketing para abogados: curso online

" data-ad-slot="!-- inicial -->

Introducción al marketing para abogados

Macrocurso gratuito sobre el marketing para abogados, donde le explicaremos cómo aumentar su cartera de clientes de forma exponencial.

marketing para abogados para aumentar los clientesSoy consciente de que a muchos letrados les sonará a chino o a americanada insustancial eso del marketing para abogados, que incluso más de uno arrugará la nariz ante la idea de vernse involucrado en cualquier actividad comercial que vaya más allá de deslizar su tarjeta de visita entre los dedos de cualquier mamífero con el que trabe contacto. En cierta medida tiene la culpa de esta inacción esa filosofía postvictoriana en que que se nos educó, y según la cual nuestras campañas publicitarias no podían exceder de la colocación de un rólulo de latón no muy grande en la fachada de nuestra oficina.

Felizmente esos tiempos en que no podíamos publicitar nuestros servicios y hacernos visibles han finalizado, pero aún perdura en la mayoría de compañeros un considerable desconcierto preñado de reservas morales ante la perspectiva de aplicar técnicas de marketing para abogados que les permita hacer rentable su actividad. Y es que el problema de base es que buena parte de los letrados no ven como una actividad mercantil su actividad, no son conscientes de que su despacho es un negocio que se rije por las normas del resto de negocios, aunque con las particularidades de un sector servicios basado en una confianza que a su vez pende de una presunta experiencia por parte del profesional.

¿En qué me puede beneficiar utilizar los métodos de marketing para abogados?

Déjenme explicarles una anécdota cien por cien real: no hace mucho me encontré por los pasillos de los juzgados de instrucción de Santa Cruz de Tenerife con un compañero que trabaja para una de las aseguradoras más importantes del sector. El es unos años mayor que yo y les puedo garantizar que es ese tipo de letrado que cuando te toca de contrario sabes que te hará sudar para ganar el juicio. Tiene un conocimiento del derecho, del arte del interrogatorio y un aplomo envidiable. El caso es que nos pusimos a charlar ese día y, para mi sorpresa, me confesó que estaba pasando penalidades económicas:

“Es que la aseguradora no paga mucho, tú lo sabes. Para completar el sueldo estoy en el turno de oficio, pero es más de lo mismo. Encima, entre los temas del seguro y los del turno me paso todo el día en la calle y mientras el despacho cerrado, porque no puedo permitirme pagar el sueldo a un pasante o una secretaria, y así es imposible captar clientes privados.”

¿Cómo decirle, sin que sonara prepotente, que yo con menos años y sin ser mejor abogado que él tenía un despacho en el que cada dos por tres me veía obligado a aumentar la plantilla para atender todos los temas que se nos encargan? Y eso partiendo de la base de que por aquel entonces llevaba apenas un lustro ejerciendo en Tenerife, tras haber levantado otro despacho de éxito previamente en Barcelona.

Ese compañero, sin duda, necesitaría utilizar estrategias de marketing para abogados, porque lo que no es lógico es que -cual es el caso- tras una carrera profesional de más de treinta años y teniendo una capacitación indiscutible para gestionar asuntos jurídicos, haya letrados que apenas cuentan con una clientela propia, y han de picar de estos surtidores de transeuntes jurídicos que son el turno de oficio y las compañías de seguros para malvivir.

Acabo de abrir un despacho y no me entran clientes, ¿qué puedo hacer?

Si resulta incomprensible que compañeros con experiencia como el de la anécdota que les relataba no estén viviendo cómodamente de su trabajo, me resulta igualmente sorprendente que abogados jóvenes, con todo el tiempo y la fuerza del que disponen en sus primeros pasos dentro de la profesión y teniendo herramientas poderosísimas como internet a su alcance, cometan los mismos errores que los letrados que les han precedido en el ejercicio de la abogacía. Siguen sin entender conceptos que -por ejemplo y sin ánimo de ofender a nadie- un peluquero que abre su primer establecimiento tendrían más que claros.

Para ellos también -sobre todo, incluso- es este curso de marketing para abogados. Al final del mismo y si siguen las pautas que se les irán dando, se darán cuenta de que en cuestión de meses el de la falta de clientela es el menor de sus problemas.

FuenteFM Abogados.

" data-ad-slot="!-- inicial -->
0
Abogado busca clientes
Cómo va mi accidente de tráfico
 

DIRECTORIO DE ABOGADOS

¿Es Abogado/a?

  • Mejore su reputación online y gane visibilidad
  • Consiga clientes potenciales para su negocio

Alta en el directorio

Lo último en el foro

Otros Temas »